Helado de fresa y yogur

by - 9:00



Hola de nuevo a tod@s!!!!!!!! Que ganas tenía de pasarme por aquí y acompañar un ratito a mis amigas de DiarioDeco. Desde el post del mes pasado en el que os dejaba algunos consejos con la decoración natural no os había saludado y ya tocaba, ¡que ganas!

 Además empieza el buen tiempo, vamos avanzando la primavera y ya huele a verano con los ratos al sol y en la playa, yo al menos ya he ido un par de días este año y lo echaba mucho de menos... Me encanta esta temporada en que los días se hacen mucho más largos y podemos aprovechar la luz natural y todo se hace mucho más ligero. Cambiamos bastante los hábitos como la ropa, los ratitos en las terrazas para aprovechar el buen tiempo, las recetas y entre ellas los postres. Por eso hoy os quiero compartir este post que me ha parecido ideal para esta época del año y además es para toda la familia, sobre todo para los niños.


Esta receta además de encantarles les parecerá super divertida y es una manera de que coman fruta y lácteos de forma natural. Hoy os comparto una receta fácil de helado de fresa y yogur que os encantará, además es tan sencilla de hacer que no hay excusa!!!!!

 Podéis aprovechar para hacerla en una fiesta infantil o si no para toda la familia como postre, además podéis variar la fruta si os apetece, si no sois muy fans de las fresas podéis probar con el kiwi, la sandía, el melón, el melocotón.... O hacer varios a la vez y tendréis helados tutifruti!!!! :) Veréis que es una receta tan fácil que también podréis hacerla en compañía de vuestros niños si son de los que les gusta hacer "pastillas" y adentrarse en la cocina, se lo tomarán como un juego.

 Los ingredientes son:

  •  6-7 fresas 
  • 1 limón grande 
  • 125 gr. de yogur griego 
  • 100 gr. de azúcar 
  • 100 ml. de agua 
    helado de fresa y yogur
 Hemos de tener en cuenta que esta receta necesita tiempo de enfriado por lo que se ha de preparar como mínimo un día antes de disfrutarla, de hecho os recomiendo hacer el sirope por la mañana, por la tarde/noche hacer el resto de la receta y así dejarla enfriar toda la noche para comer los helados al día siguiente.
Solamente hay que tener un poquito de planificación pero el proceso en sí es muy sencillo.

  1.  Hemos de mezclar los 100 gr. de azúcar y los 100 ml. de agua en un cazo y ponerlo a fuego medio hasta que llegue a ebullición. Lo dejamos hasta que empecemos a ver las primeras burbujas y bajaremos el fuego, dejaremos hervir 5 minutos. Cuando hayan pasado los 5 minutos lo retiramos del fuego y lo vertemos en un recipiente de cristal con cierre hermético, lo dejaremos enfriar a temperatura ambiente.
  2.  Después lo guardaremos en el frigorífico hasta que vayamos a utilizarlo para hacer los helados. 
  3.  Continuamos con la receta exprimiendo todo el limón y reservando su zumo en la nevera. 
  4. Seguimos lavando bien las fresas, quitándoles las hojas y secándolas con cuidado con papel de cocina. Las trituramos con el utensilio que tengamos en casa, preferiblemente una trituradora. Hemos de conseguir un puré muy fino para después mezclarlo con el zumo de limón. Al puré de fresas con limón le añadimos 100 ml. del sirope que hemos tenido durante horas en la nevera y lo mezclamos muy bien con una espátula. 
  5. Los vertemos en un bol y lo reservamos en la nevera. Podemos usar toda esta mezcla para los helados o si queréis podéis usar sólo una mitad y la otra disfrutarla como zumo de fresas natural ;) En este caso la mezcla la tendréis que dividir en dos bowls. 
  6.  Continuamos la receta mezclando bien el resto del sirope con el yogur griego en un bowl y mezclándolo bien. Esta mezcla la reservamos en la nevera unos minutos para que coja un poco de consistencia ya que quedará un poco líquida. 
  7.  Sacaremos de la nevera las dos mezclas, la de yogur y la del puré de fresas, y procederemos a montarlas en los moldes para helado. Para que tenga este efecto de dos colores entra en juego vuestra imaginación. La idea es ir poniendo primero una capa de yogur y después la del puré de fresas para que se diferencien el color rojo y el blanco. Cuando hayáis llenado los moldes de helado con las dos mezclas le ponéis un palito de madera y lo guardáis en el congelador durante 8 horas o toda la noche.
  8. Al día siguiente desmoldáis y ya estará listo para comer. ¡Y ya está! Fácil y rico ;)  
    helado de fresa y yogur
Si queréis aprovechar la mitad del puré de fresas para hacer el zumo: En este caso lo único que tenéis que hacer es añadir a esta mezcla un poquito de agua bien fría (depende de vuestro gusto la proporción de agua) y un poco de hielo picado. Lo vertemos en un vaso "chic" con una cañita y ya tenéis un zumo natural perfecto, además podéis darle un toque con una rodaja de limón, ¿quien da más?

You May Also Like

1 comentarios