Consejos para la instalación de toldos para el Invierno

by - 9:00



Muchos asocian los toldos con el verano. Si bien es cierto que los toldos nos protegen del calor y los rayos del sol en los meses estivales, tenemos la suerte de vivir en un país en el que luce el sol durante todo el año.

Así que, los toldos al igual que las bicicletas, no son solo para el verano sino que deben utilizarse durante todo el año. 




Los toldos son para todo el año

Afortunadamente, en el centro de España disfrutamos de innumerables días de sol, tanto en verano como en invierno, por lo que los Toldos en San Sebastián de los Reyes son imprescindibles. De ahí que los toldos no deban quedar relegados a los meses veraniegos sino que deben utilizarse, tanto para proteger terrazas y balcones de los bares o locales de restauración, como en nuestro hogar siempre que el sol haga acto de presencia. 

Pero además, los toldos no solo nos resguardan del sol, también nos protegen del frió en los meses de invierno. La temperatura bajo las lonas y toldos se suaviza y no notaremos el intenso frío, por lo que incluso nos podremos permitir relajarnos cómodamente resguardados bajo ellos en los meses más gélidos. Eso sí, bien abrigados o con una estufa exterior.

Los toldos incluso están preparados para protegernos de los días desapacibles del invierno. Actualmente, las lonas de los toldos son cada vez más resistentes a las inclemencias climáticas. Por ello nos pueden proteger de los días de lluvia y disfrutar del aire libre bajo ellos. Así que, desde este blog os recomendamos la instalación de toldos para el invierno



Cómo proteger mi toldo en invierno

1.-Días de lluvia:
¿Se puede dejar abierto un toldo mientras está lloviendo? Primero nos debemos asegurar que la lona de nuestro toldo esté fabricada con materiales altamente resistentes a la lluvia.  También debemos vigilar que no se formen acumulaciones muy grandes de agua que lo puedan romper.
Nunca recojas un toldo mojado, ya que se producen humedades y pueden crearse hongos y moho.

2.-Día de viento:
El viento es uno de los fenómenos atmosféricos más dañinos para un toldo.  Deberías tenerlo recogido cuando se produzcan días de intenso vendaval.
Porque además si vivimos con árboles o ramas cercanas están podrían caer encima de la lona y lastimar la lona de nuestro toldo.

3.-Días de heladas e incluso nieve: 
Si, vivís en una zona con heladas o nevadas ocasionales debes de tener especial cuidado. 
Cuando se congele la estructura o la lona de tu toldo espera a que se descongele y quede seca para poder recogerlo.
Y si cae una intensa nevada, ten cuidado ya que el peso puede vencer y estropeará tanto la estructura como la lona. Así que debes quitar la nieve acumulada sobre el toldo con la mayor celeridad.


Como siempre esperamos que nuestros consejos os hayan servido de utilidad. 

 

¡Feliz día!





 

You May Also Like

0 comentarios