Adapta tu dormitorio a la primavera


Es muy normal cambiar la ropa del armario con cada estación. Lo mismo debemos hacer con la decoración de nuestro dormitorio y sobre todo con los textiles. En invierno se agradecen las alfombras mullidas y las mantitas o plaids, pero en verano los suelos frescos y las cortinas claras son lo ideal.
Cuando llega la primavera apetece abrir las ventanas de par en par y dejar que el frescor de la mañana y los rayos del sol inunden nuestro hogar. Para amplificar esta sensación de confort, naturaleza y vida que nos da la primavera los textiles son el mejor aliado. 


  • Colchas y ropa de cama: Cambia las ropa de cama de tu dormitorio. Elige textiles entre blancos y tonos claros y combínalos con colores pasteles o flúor, el frescor y la alegría de la primavera está asegurada. Además incluye una manta finita o un plaid a los pies de la cama para las noches más fresquitas.
  • Cojines: Pasa lo mismo que con la ropa de cama, elige colores claros o frescos para tejidos más bien finos y de materiales naturales como el lino. ¡Repartirás el frescor por toda la estancia con cambiar las fundas de tus cojines! Instala algunos en la silla para cambiarte o en un rincón dedicado a la relajación y solo podrás pensar en lo a gusto que estás en tu dormitorio.
 
 
  • Cortinas: En primavera apetece ver los rayos de sol desde primera fila. Eligiendo cortinas blancas, claras o de colores intensos de tejidos finos y vaporosos la luz entrará para llenar tu dormitorio de calidez pero no de calor.
  • Alfombras: Aunque en  primavera parece que apetezcan menos, las alfombras pueden dar un toque de color al ambiente o intensificar la sensación de frescor si te decantas por un color claro. Las menos cálidas o de pelo corto siempre serán buenas aliadas.
 

 
Y si después de estos consejos te apetece seguir con el resto de las estancias........No te pierdas este post de cómo crear atmósfera de primavera en el baño.
 
¡FELIZ MARTES!


You May Also Like

0 comentarios