Balcón pequeño: cómo decorarlo en 6 pasos

Balcón pequeño: cómo decorarlo en 6 pasos

Decorar un balcón pequeño requiere de algunas precauciones y una buena organización de los espacios, empezando por nuestras necesidades y hábitos.

En poco tiempo, el balcón se ha convertido en una de las zonas más codiciadas y habitadas de la casa. Solo o en compañía para cenas de verano, trabajar en remoto y tardes de sol en la ciudad.

Si el balcón está amueblado de manera funcional y refinada, incluso el balcón más pequeño se puede transformar en el escenario perfecto para cada cita del día.

1. Elige colores neutros

La paleta de colores adquiere una gran importancia en la decoración de un balcón pequeño debido a su influencia en la percepción visual y emocional.

Por este motivo, recomendamos elegir un tono básico, preferiblemente neutro. La uniformidad te ayudará a hacer que el espacio parezca más grande y ordenado.

Aún así, no subestimes los colores mediterráneos, desde el azul y el blanco hasta los más vivos como el fucsia y el naranja. Una almohada o un complemento de este color será suficiente para transportarte con la mente a lugares de vacaciones.

2. Oculta los defectos

Si el balcón no tiene una vista impresionante hay varias soluciones: desde plantas hasta mamparas para terrazas.

Estas últimas son especialmente adecuada cuando las macetas y jarrones son grandes y ocupan demasiado espacio.

3. Aprovecha cada centímetro

Con cojines sencillos, para poner y quitar fácilmente, en un instante puedes ganar asientos en un balcón pequeño.

Además, ¿alguna vez has pensado en la barandilla? Se puede usar para crear una mini mesa, en lugar de ocupar un espacio precioso con una mesa.

Si tu balcón tiene una pared lateral, utilízala en toda su altura como espacio de almacenamiento o para crear un pequeño jardín vertical. Una solución que amplía el espacio, incluso visualmente.

4. Elige muebles plegable y multifuncionales

Un banco contenedor te ayudará a mantener el orden o un puf-mesita te permitirá tener un solo elemento para usar de manera diferente según la necesidad. Sin demasiados objetos y muebles alrededor, el balcón pequeño parecerá más armonioso.

Muebles plegables, como tumbonas, mesas y sillas de balcón, prácticos y aptos para resistir a la lluvia y al sol, son la solución más inteligente para no ocupar el espacio de forma permanente.

Se almacenan en pocos centímetros, incluso en el interior, y los puedes montar y desmontar en pocos segundos.

5. Coloca plantas y flores


El verde ciertamente no puede faltar en la decoración de un balcón pequeño: jarrones, macetas y, si realmente no hay espacio en el suelo, haz lo mejor que puedas con jardines verticales.

Además de decorar, el verde aportará colores y aromas que completarán el diseño de tu terraza.

6. Juega con las luces

No hay nada que contribuya más a la atmósfera mágica de una noche de verano que la iluminación adecuada.

Orientada a enfatizar ciertos detalles, la luz perfecta funciona mejor cuando se instala según la necesidad y la ocasión, desde la guirnalda de luces para un efecto festivo hasta la lámpara de pie minimalista que inmediatamente hace más elegante el ambiente.

Un consejo para iluminar tu balcón: siempre que sea posible, opta por modelos recargables con luz solar. Reducen el consumo de energía y se pueden colocar en cualquier lugar, sin la necesidad de tener una toma de corriente cerca.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Guárdalo!

5 / 5
en 1 opinión

Deja un comentario de este artículo